Sexo con placer y con culpa

Posted By on junio 13, 2018 in Sexualidad | 0 comments

Sexo con placer y con culpa

No es un capítulo del Dr. Hause en donde el diagnóstico hecho a la protagonista se hace con sólo deducir algunas respuestas de un test médico. Para Carolina Rae, se tuvo que hacer una extensa investigación a partir de que despertó una mañana con un fuerte ardor vaginal.

Su ginecólogo, luego de examinarla, le dijo que su molestia se debía al rozamiento propio de las relaciones sexuales. Ella negó tener encuentros de ese tipo y volvió a casa. Sin embargo, tuvo que regresar varias veces con el especialista ya que habían aparecido nuevos síntomas: raspones y chupetones en diferentes partes del cuerpo.

El médico creyó que Carolina estaba siendo víctima de abuso sexual por medio de alguna droga que le produjera lagunas mentales. La solución fue observar con la ayuda de una minicámara todo lo que pasaba cuando Carolina se iba a la cama.

La grabación reveló que la chica se levantaba dormida y entraba en una habitación vecina a la suya. ¿Quién dormía allí? Su ex novio.

El diagnóstico fue sexomnia, un trastorno del sueño bajo el cual los pacientes tienen sexo mientras duermen sin darse cuenta. Cuando se levantan no recuerdan nada e ignoran que su rara enfermedad puede acabar con su relación sentimental o llevarlos a la cárcel sentenciados por acoso o abuso sexual.

La sexomnia afecta por igual a hombres y mujeres, ocurre durante la última etapa del sueño, la más profunda, en la cual los ojos se mueven rápidamente y el cuerpo

queda completamente inmóvil.

En esta perturbación, este último factor no se da y los que la sufren exhiben desde gemidos hasta coito. La enfermedad muestra su faceta tortuosa cuando la pareja de quien la padece se ve forzada a tener relaciones o a realizar actos que le desagradan.

El sexo sueño, como también se le llama a este raro trastorno, puede poner en riesgo la salud y la seguridad de quien lo sufre.

En algunos casos su origen es genético. En otros, es el resultado de trastornos emocionales o de consumo de alcohol. Hay quienes tienden al sexo dormidos a causa de otros desórdenes del sueño como el insomnio grave, señala el Dr. Carlos Schenk especialista del Centro Regional de Trastornos del Sueño de Minnesota.

La sexomnia es más frecuente y empieza a cobrar fuerza en una cadena de científicos interesados en que su existencia como enfermedad se difunda, debido a que muchas de sus víctimas no se atreven a hablar por temor a ser calificadas de pervertidas. De hecho, los sentimientos de culpa, vergüenza y periodos de depresión, afectan a quienes la sufren. Ante ello, los médicos recomiendan consultar a un especialista al menor indicio de que se sufre este o cualquier otro trastorno del sueño, para no caer en la incómoda situación de Carolina, quien, a propósito, le tocó cortar su historia por lo sano yéndose a vivir lejos de la casa de su primo, luego de anunciarle el fin de los revolcones furtivos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *