Los fraudes de la vacunación callejera pirata

Posted By on septiembre 13, 2018 in Mundo Animal | 0 comments

Los fraudes de la vacunación callejera pirata

Raúl Ocádiz

Una de las principales preocupaciones para un tutor responsable de un animal de compañía es la de salvaguardar la salud del mismo, y una de las muchas formas de hacerlo es a través de la inmunización activa, mejor conocida como “vacunación”. En otro artículo explicamos cómo se producían las vacunas y de qué manera se tenían que aplicar, y aclaramos que es un proceso más complejo de lo que parece, por lo que solamente un Médico Veterinario puede llevarlo a cabo. También mencionamos que existen enfermedades transmisibles y mortales como la rabia, por lo que existen campañas gubernamentales en las que se aplica la inmunización de manera masiva en contra de esta enfermedad. Dado que el riesgo es enorme para la población las instancias sanitarias gubernamentales la aplican de forma gratuita, y en México es la única vacuna gratuita que se aplica en perros y gatos. La ventaja es que se logra inmunizar a un número importante de animales (sólo perros y gatos), sin embargo la aplicación en vía pública no va a tener los mismos resultados que en un consultorio, por la revisión previa que se requiere. Incluso las mismas autoridades y las asociaciones de Médicos Veterinarios han implementado la aplicación de las vacunas en consultorios privados mediante convenios, lo que permite que la vacunación no solo sea eficiente, sino también eficaz a nivel individual.

Desgraciadamente por muchos años aparecen de vez en cuando vacunadores que aplican distintos tipos de vacuna, y además cobran por ello. Estos vacunadores callejeros no son ni enviados por alguna instancia sanitaria gubernamental, y en casi la totalidad de los casos tampoco son Médicos Veterinarios. Estos “vacunadores callejeros” representan un riesgo para la salud de nuestros animales de compañía y para la salud de la población en general. Por lo general usan lotes caducos o simplemente vacunas falsas, además de que los animales inoculados no estarán protegidos, pueden sufrir de infecciones bacterianas o intoxicaciones al usar productos biológicos apócrifos. Inclusive si aún fueran vacunas verdaderas, no respetan la “cadena fría” que es el proceso de refrigeración desde que sale del laboratorio hasta el momento en que se inocula en el paciente.

Tales conductas representan varios delitos, incluyendo el de usurpación de la profesión, así como atentar contra la salud pública, además de fraude y robo.

Por lo tanto no debemos confiar en campañas piratas porque no tienen el respaldo de las instancias sanitarias oficiales, y más aún si se cobra por un servicio que debería de ser gratuito.

Por su seguridad y la salud y bienestar de su familia y animales de compañía no acuda con el vacunador callejero que no esté identificado y autorizado. Recuerde que las vacunas de campaña oficial son gratuitas.

 Facebook: @MVZOcadiz

Twitter: @MVZRaulOcadiz

Facebook: @MascoteandoRadio

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *