El día más feliz de ser mujer

Posted By on junio 14, 2018 in Belleza | 0 comments

El día más feliz de ser mujer

Para toda mujer, el día de su boda es mágico, todo un sueño llegar al altar vestida de blanco y compartir ese momento con todos sus seres queridos, para luego salir de la ceremonia nupcial de la mano del amor verdadero con quien va a formar un proyecto de vida en común.

Sin embargo, a unos días de día cero, en la novia comienza a surgir muchas dudas sobre su decisión, trata de visualizar su futuro, analiza la idea de compartir toda su vida con una persona y aparecen los miedos, inseguridad y muchas preguntas.

Y si tomamos en cuenta que a nivel mundial existe una tasa de divorcios superior al 40% y ahora muchas parejas deciden esperar hasta después de los 30 años para tomar ésta importante  decisión, contraer matrimonio puede ser más intimidante que nunca.

Si esto te llega a pasar, no te preocupes, aquí te doy unos consejos para afrontar esos temores:

1)      Valora la situación.

Este proceso emocional afecta a la gran mayoría de las parejas en los días previos al enlace. Por ello, no lo tomes como algo personal sino como una situación más general.

2)      Busca dar tiempo a proyectos inmediatos.

Centra tu energía en todos los preparativos de la boda y sigue con tu rutina (Ir al gym, trabaja con mayor entusiasmo, haz planes con tus amigas, cuida de tu familia, ten espacio para ti).

3)      Exterioriza lo que sientes

Trata de sacar los pensamientos que te vienen a la cabeza, sé objetiva y sincera contigo misma cuando analices tu situación. Si realmente tienes dudas enormes sobre casamiento, lo más aconsejable es posponerla por un tiempo hasta que te aclares y si una vez que pongas en la balanza pros y contras de esa relación; y ganan los contras, es mejor anular la boda.

No tienes que sentir miedo por anular el enlace una vez contraído el compromiso. Recuerda que las consecuencias de una boda no deseada pueden ser más graves. Por tanto, cuanto antes se afronte la situación mejor para los dos.

Si tus padres tuvieron un mal matrimonio, entiende que cada matrimonio es diferente y que si su matrimonio falló, no implica que el tuyo también lo hará. Si la separación te preocupa, haz una lista de tu mente de lo que puedas hacer para que tu matrimonio funcione. Imagina las diferentes posibilidades e imagina lo que harás en cada situación específica para que las cosas vayan mejor.

4)      Realiza técnicas de relajación.

Te recomendamos desarrollar un perfecto control sobre la respiración para conectar con el presente. Relájate y recuerda, nadie sabe qué pasará mañana, por tanto, vive el ahora.

5)      No hay amor sin sufrimiento.

Nadie tiene una seguridad total en el amor para toda la vida. Existe temor al abandono, al rechazo o a la pérdida. Sin embargo, la única forma de poder aspirar a un amor eterno es a través de la valentía y de la iniciativa.

6)      Desahogarte y pide un consejo a tu mejor amiga.

Habla con una persona de confianza para poder desahogarte y que te dé su opinión al respecto. Por otra parte, tú te conoces mejor que nadie, por ello, en caso de que seas una persona insegura o excesivamente perfeccionista, es más normal que puedas sentirte invadida por las dudas.

Consulta a cualquiera que haya tenido un matrimonio exitoso para que te diga cuál es su secreto. Suele ser algo como “No tomamos en cuenta los pequeños malos hábitos del otro”.

La boda es un momento único e irrepetible.

Relájate y disfrútala al cien por ciento. Recuerda que en ese momento especial te acompañaran los amigos incondicionales, la familia y sobretodo, la persona que ha elegido para compartir tu vida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *