COMO HACER QUE LAS ELECCIONES NO DESTRUYAN A TU PAREJA

Posted By on junio 26, 2018 in Política | 0 comments

COMO HACER QUE LAS ELECCIONES NO DESTRUYAN A TU PAREJA

Valeria Schapira

El próximo domingo se celebrarán en México las elecciones a nivel federal y local, obviamente ello incide en los ánimos de los ciudadanos. Puede resultar casi un lugar común decir que, para mantener la armonía tanto en la familia, como con los amigos y la pareja, es mejor evitar mencionar temas políticos y religiosos, entre otros. ¿Qué tal si nos animamos a cambiar este rígido paradigma que nos desencuentra e inventamos nuevos consensos?  Podemos convivir en armonía aun pensando distinto.

 La política no significa lo mismo para cada uno de nosotros, aunque todos seamos hacedores de ella, aun sin ser conscientes: con nuestras pequeñas elecciones cotidianas, con nuestra ideología, con nuestras actitudes, etc. Intercambiar opiniones con respeto y amabilidad es posible. Lo importante es enriquecernos en nuestras diferencias.

¿Qué pasa con la pareja en tiempos electorales?

Las elecciones pueden ser una gran oportunidad para que la relación sentimental crezca. Aunque en México no exista la segunda vuelta electoral, en las parejas sí que la hay y es este un buen momento para llegar a consensos, aunque estemos en veredas opuestas a nivel de ideas.

 Algunas cuestiones a tener en cuenta:

 No tenemos que estar de acuerdo en todo:

Los integrantes de una pareja no tienen por qué pensar igual: las relaciones más ricas suelen ser las que se construyen en base a puntos de vista diferentes. Eso sí, es fundamental que haya consenso en la forma de ver la vida. De acuerdo con el estudio “Solteros en América Latina” realizado por la app de citas Match.com, el 78% de los solteros latinoamericanos busca que la otra persona tenga los mismos valores en una relación sentimental. Anímate a responder a la pregunta del millón: ¿el hombre o la mujer que elegiste para compartir el camino tiene valores coincidentes con los tuyos?

 Lo importante no siempre es lo que se ve:

Pensar distinto no tiene porqué ser equivalente a discutir. Cuando una diferencia de opinión se vuelve conflicto es porque algo de fondo sale a la luz. Pelear por cuestiones políticas, por fútbol o por cualquier razón que no tenga que ver con el vínculo en forma directa puede ser señal de que algo no funciona a nivel vincular. Si sientes que él o ella está usando un tono de voz elevado, llámale la atención. No valen la descalificación, la burla ni las actitudes arrogantes. Aprovechen la ocasión para intentar desentrañar qué situación irresuelta detonó por causa del acto electoral.

 Las formas importan tanto como el fondo:

La mayoría de los desencuentros suelen darse más por las formas de argumentar que por los argumentos en sí. ¿Tiene sentido generar un ambiente de malestar por disentir políticamente? De ninguna manera. A la hora de poner tus ideas sobre la mesa recuerda: no intentes imponerte; deja hablar a tu compañero/a; mantén un tono agradable y exprésate con amabilidad. Genera un clima amoroso y de compañerismo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *