Trastornos del sueño

 Elaboró: María Esther Chávez Díaz

El insomnio es un trastorno del sueño, en el cual consiste en la incapacidad para conciliar o mantener el sueño el despertar precoz y, en definitiva, un sueño no reparador.

La persona con insomnio, al levantarse de la cama, tiene la sensación de no haber dormido lo suficiente, y no haber descansado.

Si se llega a presentar esta situación, puede provocar problemas físicos y psicológicos, y repercutir en nuestras vidas de forma importante.

La cantidad de sueño necesario es variable en cada persona y está genéticamente determinado; un recién nacido duerme cerca de 18 horas, un adulto joven de 7,5 a 8 horas y un anciano alrededor de 6,5 horas. De la tercera a la sexta década de la vida se produce una disminución gradual de la calidad del sueño, volviéndose este más fragmentado y superficial.

La cantidad de sueño necesario es variable en cada persona y está genéticamente determinado; un recién nacido duerme cerca de 18 horas, un adulto joven de 7,5 a 8 horas y un anciano alrededor de 6,5 horas. De la tercera a la sexta década de la vida se produce una disminución gradual de la calidad del sueño, volviéndose este más fragmentado y superficial.

 

CAUSAS

Las causas del insomnio, por lo que nos impide dormir, ya que durante el tratamiento, tendremos que eliminar dichas causas para favorecer el sueño.

 

Existen algunas de las causas del insomnio:

  • Mala higiene de sueño: Se trata de malos hábitos que tenemos y que alteran el ciclo normal de sueño-vigilia. El abuso de sustancias excitantes como café, té, y fármacos estimulantes del sistema nervioso central, contribuyen también a la aparición de insomnio. El alcohol puede facilitar el inicio del sueño, pero posteriormente lo dificulta.
  • Trastornos psicológicos: La depresión causa el acortamiento del tiempo total de sueño porque suelen despertarse pronto. Además, existe una incapacidad de la persona para reanudar el sueño interrumpido. Los trastornos de ansiedad generan dificultad para conciliar, o mantener el sueño.
  • El abuso de alcohol y de otras drogas, aunque a veces se piense lo contrario, suelen también el sueño.
  • Situaciones de estrés dificultar, se generan por grandes cambios en su vida doméstica o laboral, problemas financieros, la muerte de un ser querido…
  • Ruidos externos; si usted o su pareja suele roncar, si hay ruidos de terceros en su casa durante la noche, si sus vecinos llevan un horario distinto y se quedan hasta tarde viendo películas tipo el hijo de la novia o si el camión de la basura pasa por su calle a las tres de la madrugada… Todas estas situaciones pueden ser la fuente de su insomnio.

 

TIPS PARA EL MANEJO DE INSOMNIO:

  1. Acuéstese a dormir sólo cuando tenga sueño.
  2. No use la cama para otra cosa que no sea dormir. Es decir, no se acueste para leer, ver televisión o para cualquier otra actividad que no esté relacionada con el sueño. Con excepción de la actividad sexual ;-)
  3. Si es incapaz de conciliar el sueño en unos 15 minutos, levántese, diríjase a otra habitación y póngase cómodo. Regrese a la cama sólo cuando le entre sueño.
  4. Si aún no puede dormir, repita el paso 3. Haga esto tantas veces como sea necesario durante toda la noche.
  5. Fije su despertador y levántese siempre a la misma hora cada mañana, independientemente de la cantidad de sueño que tenga. Esto le permitirá a su organismo adquirir un ritmo constante de sueño.
  6. Durante el día, no realizar la siesta.
  7. Además de estos consejos para dormir, existen otros detalles que deberíamos tener en cuenta y que han sido validados por las investigaciones científicas:
  8. No consumir cafeína por lo menos 6 horas antes de dormir ya que la misma es un potente activador del sistema nervioso central.
  9. No realizar ejercicio físico en exceso antes de dormir. Se ha demostrado que la actividad física inicialmente aumenta los niveles de las llamadas “hormonas del estrés” pero poco a poco este nivel va disminuyendo considerablemente. Por ende, es mejor hacer ejercicios al iniciar el día o en la tarde.
  10. Reducir la luminosidad de la habitación ya que se ha demostrado que dormir con una luz demasiado fuerte provoca un desequilibrio hormonal, alterando fundamentalmente los niveles de melatonina y produciendo además un mayor riesgo de desarrollar la obesidad y la diabetes.
  11. Como pueden apreciar, los consejos para dormir son muy simples y es que están basados en el condicionamiento clásico. La Terapia de Control de los Estímulos se sustenta en la idea de que conectamos algunos estímulos ambientales con ciertos pensamientos o conductas. En otras palabras, aprendemos a relacionar la cama con algunas cosas que no son el sueño (como puede ser ver la televisión); por ello, cuando vamos a dormir, no tenemos un reflejo condicionado que nos facilite conciliar el sueño. Esta terapia se dirige esencialmente a crear una fuerte relación entre: cama-sueño.
  12. Otra excelente idea para combatir el insomnio es aprender técnicas de relajación ya que está demostrado que cuánto más nos esforcemos por dormir, más difícil nos será lograr nuestro cometido. Pero si aprendemos a relajarnos, estaremos facilitando el sueño.

Fuente:

Trastorno del sueño. Buela Casal, Gualberto. Edit.Síntesis

 

Si quieres conocer mas artículos relacionados visita el sitio web de Clínica de atención Psicológica, haciendo clic en la imagen.

 

 

 

Lo que el azúcar le hace a tu piel

Read More

5 beneficios de beber agua en ayunas

Read More

Inauguración de la clínica dental colgate dentro de Kidzania

Por Antonieta Sea Loranca Convencidos de que la mejor manera en que aprenden los niños es jugando, la compañía Colgate Palmolive abrió su primer clínica dental dentro de las instalaciones de KidZania Cuicuilco, donde a través del juego los niños comprenderán la...
Read More

MIEDOS Y EMOCIONES ANTE UNA SEPARACIÓN.

Read More

¡Muévete! Ocho beneficios de hacer ejercicio

Read More

Autor: Redacción Revista GX

Compartir esta publicación en

Deja tu comentario