Sabías que tu gastritis puede ser emocional?

dolor-abdomen

Psicóloga: Monse Cuenca

Algunos de los síntomas más comunes como consecuencia del estrés son el dolor muscular, el dolor de cabeza, la caída del cabello, la irritabilidad, la ansiedad… y también la gastritis. Si así como lo leen, el estrés puede ocasionarte gastritis. El estrés pone en jaque al organismo que, al final, acaba mostrando sus debilidades.

En la actualidad, hay millones de cosas  que pueden generar estrés en tu día; el trabajo, tu novia, tu novio celoso, tu vida familiar, cambios inesperados y la lista podría seguir casi A veces, el estrés pasa desapercibido hasta que, en el momento menos esperado, acaba explotando y mostrando todas las sensaciones acumuladas.

Es por ello que en ocasiones, el estrés también puede resultar en gastritis. Es común durante la gastritis sentir dolor de estómago y acidez de forma frecuente especialmente tras someterse a situaciones estresantes. Acompañando a estas molestias pueden aparecer las nauseas o incluso vómitos, ardor estomacal, intestino irritable… En ocasiones, muchas de las personas que la padecen sufren de inflamación abdominal.

Pero sabias que la gastritis también puede ser emocional, ya que el estrés o la ansiedad pueden afectar a nuestro estómago y formar una gastritis tanto emocional como nerviosa.

Se caracteriza, de hecho, por ser un trastorno emocional más común de lo que originalmente pudiera pensarse, que finalmente termina por afectar a nuestro estómago y por producir unos síntomas identificables y confundibles en algunos momentos con los denominados como intestino irritable o el síndrome del colon irritable.

La gastritis nerviosa en sí misma se considera una enfermedad que se genera en el aparato digestivo, principalmente en el estómago, el cual sufre una inflamación de la mucosa gástrica. Pero no por causas comunes como es el caso de la bacteria Helicobactir pylori, sino por causas directamente relacionadas con síntomas asociados a las emociones.

La inflamación de la mucosa gástrica provoca ardor, quemazón, dolor, ácido, etc. Estos son solo algunos de los síntomas que se presentan en la persona cuando sufre de esta enfermedad.

No obstante, y volviendo nuevamente a lo que comentábamos sobre la gastritis, ésta se genera por la aparición de una bacteria denominada Helicobacter pyloriy por síntomas como el estrés, la ansiedad, el agobio, que son creados del curso del día a día, por el trabajo y por las responsabilidades familiares.

Hemos explicado como se genera, que agentes son necesarios para su aparición y hemos explicado el porqué aparece. Pero el problema es cuando esa enfermedad se convierte en psicosomática, cuando se relaciona directamente con actitudes emocionales.

Síntomas de la gastritis nerviosa o emocional

Dolor abdominal, generalmente en el estómago, Acidez estomacal. Ardor o quemazón. También la propia gastritis emocional tiende a venir acompañada con otros síntomas más psicológicos o emocionales, que en definitiva son los que causan su aparición:

Estrés y ansiedad, nerviosismo, tensión emocional.

Tratamiento de la gastritis nerviosa: Se considera que tanto si es una gastritis emocional como no, se aconseja seguir la misma dieta, una alimentación sana y ligera, una dieta blanda que ayude a regular los síntomas y comer alimentos como: Arroz, verduras, sopa, fruta, carne, pescado, leche de soja o arroz, agua

A parte de los alimentos que colaboran con la mejora de la gastritis, si es emocional, se considera más delicada, pues se tendría que mantener un equilibrio mental para que el cuerpo pueda recomponerse y así ambas partes estén en consonancia y el organismo funcione regularmente y de manera sana.

Gastritis emocional, ¿aguda o crónica?

Aunque por regla general, tal y como manifiestan muchos especialistas, la gastritis emocional tiende a ser primeramente aguda, en algunos casos, cuando ésta se mantiene en el tiempo, puede llegar a ser crónica. La gastritis aguda, generalmente, es consecuencia de la ingesta de fármacos agresivos para la mucosa gástrica, o bien por la agresión producida por infecciones, intoxicaciones, diversos alimentos o alcohol.

En este sentido, se conoce que los medicamentos más agresivos para la mucosa gástrica, son el ácido acetil salicílico y los antiinflamatorios no esteroideos. Su consumo puede llegar a provocar no sólo gastritis aguda, sino hemorragias e incluso úlceras.

La gastritis crónica, además de tener unas causas que tienen relación con las que nos encontramos en la aguda, puede tener otras de origen metabólico, como es el caso de la diabetes, o bien las enfermedades renales crónicas.

Es preciso conocer que la mayoría de enfermos con gastritis crónica no tienen síntomas.

En caso de que tu médico te haya diagnosticado gastritis emocional, principalmente porque no existe ninguna otra causa que la haya provocado y hayas estado sometido/a a un tiempo de estrés o ansiedad, o tiendes a ser muy nervioso/a, es necesario que, junto al tratamiento y la dieta que te brinde, trates de mantener una vida más relajada.

De esta forma revertirás el cuadro, y podrás poco a poco solucionar la gastritis.

Alimentos que ayudan a depurar el hígado

Read More

El séptimo número de la revista digital Generación X ya esta aquí.

La mejor revista digital… ¡Ya esta aquí el séptimo número! ¡No olvides estar atento a los próximos números!...
Read More

Tips para combatir el insomnio

Read More

Los Thundercats, un recorrido por su historia

Read More

Convergencias y divergencias entre la Mitología Nórdica y El Silmarillion

Por: Pérez Arenales Sergio Daniel Era el periodo post-guerra de 1917, Europa se hallaba en reconstrucción, había sido sometida a una lucha por su libertad y se la había ganado. Un joven estudioso, regresa a su “Alma Mater” en Oxford, con su cuaderno de notas. Sus...
Read More

Autor: Dirección Editorial

Compartir esta publicación en

Deja tu comentario