LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

Por: Psic. Viridiana Romero Manzo

Una de las preguntas que en la actualidad me he realizado es si la felicidad existe y la construye uno mismo, porque la gente dice no ser feliz…

Sabemos que la sociedad esta enajenada en un materialismo que impide veamos el trasfondo de las cosas, que sigamos haciendo uso de nuestros valores y costumbres de una forma sensibilizada.

Ayer fui ví una película titulada “busco novio para mi mujer”, misma comedia que se realizó en el 2008 por el director Juan Taratuto y que hoy en día Enrique Begné al lado de actores como Sandra Echeverría, Arath de la Torre y Jesús Ochoa llevan a la pantalla grande del cine para divertir al público. Me di cuenta que dentro de la dinámica de la comedia algo muy cierto es lo que la protagonista pone información a través de la radio y muy cierta sobre porque existen temas trillados de cómo ser feliz, que terapia tomar, si sonrió, si soy el mejor experto y especialista de todo, etc. O bien que existe gente que se hace pasar como la persona más feliz ante las redes, ante la vida misma, cuando en realidad pasamos por duelos, por acciones desagradables y que no deseamos expresarlas como son, debido a que hay que aparentar algo que no somos.

Esto de aparentar es para posicionarnos en el chico más lindo, más popular, el más profesionista, el menos o bien la mujer del mejor cuerpo o la más armoniosa; cuando por dentro estamos que nos lleva la fregada de poder decir me siento mal necesito de un abrazo tuyo pues finalice una relación, o porque eres hipócrita o me molesta que generalices tus puntos de vista, a veces entre “amigas”, parece que hay competencia entre quien tiene novio, quien no, quien se casa primero, quien después o al último, cuántos hijos llevas señal de buen sexo o cuantos no tienes…hay tanto por decir que el ego solo se enaltece con este tipo de comportamientos.

Hoy escuchamos muchas veces se congruente y hablamos de lo que digo, hago, pienso y siento. Pero realmente eso lo ponemos en práctica, se los dejo de tarea.

Hablando de las parejas que pasan por mi consultorio, el diálogo constante que se escucha es: me dijo que me ama y que hizo su cierre con sus relaciones de pareja anteriores, cuando por medio de las redes mantiene contacto con dichas personas. Si, todo esto suena a quejas pero es muy cierto, ¿por qué creer que la vida es color de rosa? si el matrimonio es claro-obscuro, si el ser profesionista tiene sus desventajas aunque también sus alegrías, si caminar no solo es porque hice ejercicio sino porque mis pies se cansaron y necesitan un rico masaje y crema.

Ya basta de aparentar que todo es lindo, la vida misma si es linda pero dentro de lo lindo que es también es difícil, desde que nacemos es difícil salir a la luz y respirar por si solos  es difícil y eso es muy complejo pues desde ahí nos desvinculamos de nuestra fuente de vida la madre.

A veces cuando doy conferencias le pregunto a la gente quien de aquí es neurótico, y solo dos que tres mencionan yo y levantan la mano, los demás temen que al preguntar esto tengan que pertenecer a un grupo de neuróticos pues las etiquetas abundan día a día, sin embargo; todos poseemos un poco de neurosis debido al ajetreo y dinámica de estrés, ansiedad que vivimos en nuestra sociedad.

Hay quien dice que el ser humano no es perfecto y hay quien mención a que si lo es con todo y sus defectos pues esos también son perfectos para ser quienes somos.

Cuantas veces no hemos visto que para tener una alta energía hay que pensar positivo y si en efecto es muy cierto, pero ser realistas y pensar en las amenazas no es ser negativo es prever para poder continuar con nuestra vida. Como todos vivimos de forma diferente podemos sacar miles de conjeturas, conclusiones y demás, pero realmente la felicidad es la misma para todos o hay un baremo que la mida…claro que no, lo que me hace feliz a mí a ti no o lo que tú haces para otro es la infelicidad total.

Es por ello que las apariencias engañan, somos lo que creemos es correcto para los demás, a veces una manzana jugosa está podrida por dentro y uno piensa mmm que rica se ve, a veces hay manzanas chiquitas nada rojas y están súper jugosas, la verdad la vida misma es incierta y uno está compuesto como Platón alegóricamente lo indico en el Banquete, tenemos nuestro carruaje (cuerpo) y hay que atenderlo, darle mantenimiento, tenemos nuestros caballos (avanzan son emociones) y tenemos nuestro cochero que es esa conciencia que dirige hacían donde vamos, con quien vamos y de qué forma vamos como lo indica Bucay en su libro las tres preguntas.

Indudablemente no soy una escritora, solo expreso mi manera de pensar esperando que exista un análisis de las personas quienes leen y que sin duda alguna es mi forma muy particular de pensar y no necesariamente alguien debe coincidir, lo único que deseo es a través de mi opinión ser cada día mas conscientes de que somos quienes somos, con días buenos y otros no y no tener miedo de decir hoy me siento mal.

Quieres conocer más de estos temas? haz click en la imagen y visita el sitio de la Clínica de atención psicológica Dalinde

image

 

 

 

 

 

 

Alimentos que ayudan a depurar el hígado

Read More

¿GRIPE O RESFRIADO?

Read More

¡EL TIEMPO! ¡EL TIEMPO! ¡EL TIEMPO!

Read More

EL ENFERMO Y SU RELACIÓN CON LA MUERTE

Read More

Drogas y Sexualidad Grandes enemigos

Read More

Autor: Dirección Editorial

Compartir esta publicación en

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: