Mujeres que defienden su decisión de no ser madres. Son la Generación NoMo

foto1

 

Por: Psicologa Monse Cuenca

 

Todos los años nos enfrentamos a cambios sociológicos, y esta vez han creado el término NoMo para referirse al segmento de las Not Mothers, o sea aquellas mujeres que no tienen hijos, simplemente porque no quieren hacerlo.

El término ha sido popularizado, y se refiere o exige los derechos de las mujeres y su libertad de decidir ser o no madres, diciendo que una sociedad instalada en la absurda creencia de que una mujer debe dar a la luz al menos una vez en su vida. Ya no es valido.

Con el paso de los años la revolución del sexo femenino ha provocado un cambio en la forma de pensar, Desde hace años la tendencia NoMo ha ido en aumento y no es nada más que la decisión por parte de las mujeres a no tener hijos, sin importar si cuentan con una pareja o no, por motivos fisiológicos o propios ejemplo de estos, la crisis económica, la comodidad  anhelar tener buenos ingresos, la falta de interés en contraer matrimonio un compromiso y la  responsabilidad de formar una familia, la competencia, la ausencia de urgencia en establecerse por su cuenta. Son algunos de esos motivos propios por los cuales las mujeres deciden no tener hijos

Los jóvenes de ahora, que es un rango que no pasa de los 30 años no suelen pensar a largo plazo, se ha convertido en una “sociedad desechable” si no me sirve, lo tiro, mas no me espero por componer o arreglarlo y así en todos los aspectos de su vida;  y sumándole que los padres suelen fomentar esa falta de decisión de sus hijos para independizarse porque ellos también están atravesando sus propias crisis de la madurez y el síndrome del nido vacío. (El síndrome del nido vacío es una sensación general de soledad que los padres u otros tutores pueden sentir cuando uno o más de sus hijos abandonan el hogar. Aunque es más común en las mujeres, puede ocurrir en ambos sexos).

 

Antiguamente las cosas eran muy diferentes; en primer lugar las familias tenían muchos hijos, hay muchas razones una de ellas es porque muchos niños morían antes de llegar a grandes y porque los padres se querían asegurar la vejez, ya que no existía la jubilación, triste pero real es decir que los hijos formaban parte del patrimonio de una familia y las expectativas eran que trabajaran cuanto antes en lo que fuere, ya que no había oportunidades de estudiar, no para todos. Otra razón es que antes el nivel de educación era muy bajo o casi nulo, o solo para los hombres, aunque no lo creas así y pues no se hablaban de métodos anticonceptivos o educación sexual, una razón mas era, la influencia religiosa seguro haz escuchado la frase “ los que Dios mande” y así era tenían los hijos que podían porque era los que Dios mandaba. Además agrégale que en México la cultura machista es predominante, (aunque no nos parezca así es) entonces se hacia lo que el hombre decía, cuando quisiera como el quisiera, pedirle usar un método anticonceptivo era un insulto ( si es que lo conocían o podían adquirirlo) hablar de sexo era un tema tabú, para algunos falta de respeto, para otros asqueroso en fin.

Hace unos años el no tener hijos se limitaba a razones muy especificas, eras infértil o porque te  quedaste “solterona”. O sea antes no había la opción de querer o no querer hijos, por decisión propia, solo eran esos motivos. Pero hoy en día, cada vez son más las mujeres, que toman la decisión de vivir una vida sin hijos, y hasta sin pareja, es decir  de dedicarse a su vida a sus pasiones a sus hobbies, cumplir sus metas y sus sueños ya sea profesionales o personales en los cuales no entra tener hijos.

Cuantas veces hemos escuchado que “la mujer nació para dar vida” y que esa es su función, o sea si una mujer decide NO tener hijos es una mujer fracasada, una mujer que vino a la tierra a quien sabe a que porque , pues si no dio hijos no sirve. No lo creo la verdad. Es mas no hay nada de malo en decidir no tener hijos.  Es como decidir cualquier cosa o situación sobre tu persona, tu vida es escogida solamente por ti, tener un hijo es igual o de lo mas importante que se puede decidir en la vida ¿qué tiene de malo también decidir tener o no tener?

Jorge Bucay, terapeuta y psicólogo argentino, decía que “tener hijos es un acto completamente egoísta. Que uno los tiene porque en ellos puede proyectar todos los sueños frustrados que no pudo realizar. Un hijo es un mini-yo en el que deposito unas enormes expectativas de cómo quiero que sea y que viva, sin siquiera preguntarle”. Mas bien considero que ese es un error cometen los padres, no es que tengan hijos para eso, bueno algunos si; en este mundo hay de todo. Pero creo que el tener o no tener va antes de esto, pues ya que tienes un hijo lo consideras tan tuyo que te proyectas. Pero considero que es un error que cometen los padres.  En fin, toda mujer tiene el derecho de decidir si ser o no madre, así como decide estudiar medicina o arquitectura, son decisiones propias y la sociedad esta obligada a aceptar esa decisión, pero y ¿ y si no la acepta? Pues que no te importe, cada quien que viva su vida, una mujer que decide no tener hijos es una mujer que vale lo mismo, que la que decidió hacerlo, porque su integridad humana o su labor mundial no radica en traer a una personita al mundo.

Si tu decisión es ser una mujer NoMo, ¡felicidades¡, si tu decisión es tener 3 hijos ¡felicidades¡ exacto es tu cuerpo, tu vida y tus elecciones eres una mujer autónoma, y que le puedes ofrecer al mundo, muchísimas cosas además de tu útero. Eres un ser humano, viviendo en una sociedad, que critica todo, y que no la tienes contenta, así que toma la decisión (con responsabilidad) pero que te haga feliz.

Ahora supongamos que quieras dar explicaciones ( aunque no deberías) por los cuales tu decisión, es no tener hijos, te ayudaré con algunos ejemplos de porque muchas mujeres deciden no tener hijos:

·             El mundo, la sociedad esta realmente echa un asco, si, este mundo que cada vez está peor. Hoy en día hay más odio, más tecnología que nos está destruyendo, políticos corruptos, delincuencia, la economía etc.

·             Sobrepoblación no tenemos lugar ni para una cama más en casa y ahora debemos alimentar y preocuparnos por alguien más. Porque si decides tener un hijo, se merece una vida digna.
·             No hay dinero. En México el nivel de desempleo es altísimo, y en caso de que encuentres uno, así tengas una carrera universitaria, el pago es muy malo. El estrés que vivirás los próximos 25 años de tu vida, tratando de generar el dinero que necesitará tu hijo, Para tener un hijo se necesita principalmente amor y aunque muchos lo niegan, dinero, Cuesta alrededor $241,080 criar a un niño (hasta los 8 años )

·             Importantísimo ¿ quien será el padre de ese hijo? Tienes que elegir  alguien con quien tendrás contacto, si bien te va, el resto de tu vida sea tu pareja o no, será el ejemplo de tu hijo, etc.

·             Adiós a la vida propia un hijo merece todo el tiempo posible. Noches, días, madrugadas, tiempos libres y demás. Los desvelos serán un común de tu vida y las preocupaciones tu ingrediente diario

·             Por que no quieres y ya.  Para que te digo mas, se feliz si tener o no tener hijos te hace feliz eso haz.  Eres un ser perfectamente completo e increíble. No le tienen que responder a nadie sobre sus decisiones conscientes y sus importantes elecciones. Eso de que debes tener hijos para ser una “mujer completa” es completamente falso, porque ustedes son bastante reales.

Es el caso de muchas mujeres, principalmente aquellas que tienen gran éxito en su vida profesional, son las que se están convirtiendo en la generación NoMo se presenta como la reivindicación de un espacio de respeto y libertad: el respeto a las decisiones de uno y la libertad de poder llevarlas a cabo sin tener que dar explicaciones.

No tener hijos, una tendencia creciente déjame darte algunos datos de algunos países por ejemplo: en España, la natalidad acumula ya tres años consecutivos de descensos, con la media de hijo por mujer en 1,35. En Francia, con una media de dos hijos, el 10 % de las mujeres y el 14 % de los hombres nacidos entre 1943 y 1953 no ha tenido descendencia. Entre el 12 % y el 16 % de las mujeres nacidas en 1980 sigue el mismo camino. El porcentaje de mujeres sin hijos es de 20 % en Alemania y 17 % en el Reino Unido. Parte de la población no puede tener hijos, pero otra parte escoge no tenerlos.

¿Pero que es lo que pasa? Porque va en aumento esta decisión. Las mujeres que deciden no tener hijos suelen ser licenciadas, ejecutivas y urbanas. Es decir exitosas de alguna manera; la psiquiatra francesa Geneviève Serre dice que “estas mujeres se realizan en la vida profesional, social, cultural y sentimental, en la que no hay espacio para un niño. No sienten la falta ni les pesa”. Pero ¿Por qué no quieren niños? Como lo explica la escritora y coach francesa Emilie Devienne en su libro Etre femme sans être mère, Le choix de ne pas avoir d’enfant (Ser mujer sin ser madre. La elección de no tener hijos), las razones para no escoger la maternidad están influenciadas por muchos factores: educación, valores familiares, experiencias amorosas, carrera,… Pero más allá de estos elementos, la razón fundamental es el deseo de ser autónomas y libres. Ellas sueñan con la libertad intelectual y afectiva y ven la maternidad como una privación de la libertad. Y de la misma manera ven la convivencia conyugal: estas mujeres nulíparas a menudo rechazan la idea de pareja clásica y rara vez viven con sus compañeros sentimentales. La preferencia es cada uno en su casa. Además del miedo a perder la libertad a menudo esta también “el temor a no ser capaz de proporcionar seguridad material, moral y afectiva”, según explica Emilie Devienne. Una imagen que contradice la idea de que las mujeres sin hijos son inmaduras o no tienen juicio.

Ahora si decides no tener hijos, eres hasta mal vista por la sociedad, Emilie Devienne, dice que la sociedad tiene una visión negativa de estas mujeres, una mirada teñida de “clichés reduccionistas”: son “egoístas, no les gustan los niños, tienen problemas psicológicos, son inmaduras, temen deformar su cuerpo…”. Un retrato robot de mujeres que rayan en la anormalidad y que refleja el malestar que genera poner en tela de juicio la relación entre vida feliz y maternidad.

Para la autora Pascale Donati, “afirmar el deseo de no tener hijos es colocarse fuera de la norma social, dar lugar a la sospecha de anormalidad”. La sociedad se sentiría más tranquila si las a las mujeres que no quieren ser madres les fuera mal en la vida o se sintieran infelices. Pero no es así: no solo están bien sino que reflexionan con madurez acerca de su elección, tal vez más que algunas mujeres que optan por traer un hijo al mundo.

Cuando una mujer dice claramente que no quiere ser madre acepta el riesgo de ser juzgada e incomprendida. Pero su deseo de libertad parece ser más fuerte que todo.

Alicia Kaufmann, catedrática de Sociología de la Universidad de Alcalá, cree que el deseo de progresar en el trabajo y la inestabilidad económica, sobre todo en tiempos de crisis como el actual, “pesan mucho” en la decisión. “No es excluyente tener hijos y el desarrollo profesional, pero los niños suelen suponer un parón”, explica. Pese a los avances a la hora de compartir responsabilidades en la pareja, el cuidado de los hijos es terreno mayoritariamente femenino. Según el Instituto Nacional de Estadística, en España solo un 2,1% de varones reduce su jornada laboral frente a un 21,1% de las mujeres para dedicar ese tiempo a los niños. Aun más, solo un 7,4% de los padres renuncia a su empleo más de un año, mientras que un 38,2% de las madres sí lo hacen.

Sin excluir estas causas, el empleo y la precariedad económica como elementos disuasorios, Hakim matiza que la elección de no tener descendencia no es siempre forzada, como en ocasiones se presenta. La socióloga no descarta que haya mujeres que quieran tener hijos y renuncien a ello por los citados motivos, pero puntualiza que “no todo el mundo quiere ser padre o madre, es un mito que haya un deseo universal” en este sentido. En su opinión va en aumento el grupo de las que no se quedan embarazas simplemente porque no quieren. José María Lailla, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, arroja un poco de luz científica al asunto. “El deseo de ser o no ser madre no tiene una causa conocida en el ámbito fisiológico”, apunta. “Se ha referido que las hormonas denominadas femeninas (estrógenos, progesterona, oxitocina y ciertas endomorfinas) podrían tener una acción a este nivel, principalmente basándose en los estudios con animales, en los que se concluye que toda hembra tiene el deseo de ser madre y cuando se las castra este deseo desaparece o disminuye considerablemente. En la mujer no existe la evidencia científica de este hecho”, explica. “Es más, muchas mujeres que por razones médicas han sido esterilizadas mantienen el deseo de tener hijos”, detalla. En torno al 20% de las europeas no tiene descendencia pero solo el 3% es infértil En definitiva, aquellas que no quieren descendencia no tienen roto el llamado reloj biológico de la maternidad que se supone que a toda mujer le hace tictac llegada cierta edad. “Resulta cada vez más frecuente que una mujer nos consulte para tomar una decisión definitiva de anticoncepción por no desear ser madre, habitualmente esto sucede por motivos personales, laborales o sociales, pero no por una razón fisiológica”, explica el profesor Lailla.

Si se arrepiente de no haber tenido hijos, él sufre mucho más que ella

Del mismo modo que hay mujeres que se arrepienten de haber sido madres, las hay que lamentan no haber tenido hijos. Pero ellos se deprimen más. Según un estudio, mientras ambos sexos expresan el deseo de tener descendencia en porcentajes parecidos (59% ellos, 63% ellas), en caso de no tenerla, son más los hombres que dicen estar deprimidos (38%, frente al 27% de las mujeres), sentirse solos (50%, casi el doble que las mujeres preguntadas) o incluso rabia (25%, siete puntos por encima de ellas). El autor, Robin Hadley, señala en las conclusiones de su investigación que queda demostrado que hombres y mujeres comparten el mismo nivel de deseo de ser padres. “Esto cuestiona la idea de que ellas son más propensas que ellos”, apunta. Pero aún son las mujeres a las que se les presupone ese deseo. Así lo cree Sánchez Teruel. “Es una cuestión cultural y de educación”, considera. Las británicas Hakim y Croydon coinciden en la opinión de que esto está cambiando, aunque con distintas velocidades en el mundo. Alicia Kaufmann comparte su opinión. “Es cierto que se supone que la realización de la mujer es por la maternidad, pero la presión social cada vez es menor”, asevera. Romero.

Así que si te están preguntando ¿ tú que esperas? No espero nada, solo espero ser feliz, ¿tú para cuando? Para nunca soy de la generación NoMO.

Diez beneficios de la natación.

Read More

¿Qué tan grave es el Estreñimiento?

Read More

Mi hijo(a) Escribe en espejo ¿Debo preocuparme?

Read More

¿ Y porqué tú? Yo no te andaba buscando, pero te encontré.

Read More

Previniendo el Abuso Sexual

Read More

Autor: Dirección Editorial

Compartir esta publicación en

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: