Drogas y Sexualidad Grandes enemigos

Por: Roxana Pérez Terán

“El alcohol como otras drogas, no sirve para conseguir lo que andas buscando, y además destruye lo que ya posees”.

Vidal J.F

La sexualidad como conjunto de fenómenos emocionales y de conducta relacionados con el sexo, marca de forma decisiva al ser humano en todas las fases de su desarrollo.

Considerada a lo largo de la historia como una fuerza natural innata, cada vez se llega más al convencimiento de que en ella también intervienen las influencias sociales. Así, desde tiempos muy remotos el hombre y la mujer han buscado sustancias que les permitan incrementar su placer sexual, y han recurrido a plantas, alimentos y, por supuesto, a sustancias naturales o sintéticas como lo son las drogas. Sin embargo, según todos los estudios realizados, las drogas tienen efectos negativos, no solo durante las relaciones sexuales, sino en la manifestación de la sexualidad en general. 

Aunque al consumirlas en dosis bajas, aparentemente aumentan el deseo sexual, los daños que producen de forma irreversible no hacen a las drogas recomendables, ya que de inicio y en pocas horas provocan fatiga, dificultad para concentrarse, anorexia, apatía, insomnio, pérdida de memoria, depresión, irritabilidad y falta de deseo sexual.

Pero ¿porqué entonces muchos recurren a las drogas para manifestar su sexualidad ante una relación? La respuesta es que lo hacen porque se sienten inseguros o poco adaptados y desean experimentar sensaciones y emociones diferentes, que si bien las consiguen al principio, todo termina en impotencia de ambos sexos.

La realidad es que las drogas actúan en el sistema nervioso central y producen efectos estimulantes o depresivos, también en el terreno de la sexualidad, ocasionando grandes daños.

Si bien sus efectos inmediatos pueden reflejar mayor desinhibición, aumento de sensaciones, ninguna de ellas incrementa el deseo sexual a largo plazo, ya que esto depende de la concentración de hormonas en el organismo. 

Las drogas pueden influir de 3 maneras sobre la actividad sexual: afectan el deseo, la excitación y el orgasmo; algunos de ellos tienen un efecto claro sobre la mente de las personas que las ingieren de modo que el deseo sexual se ve modificado; muchas drogas reducen el deseo sexual y otras lo incrementan actuando como afrodisiacos. Sin embargo, el hecho de que una droga aumente el deseo sexual de una persona no significa que mejore su actuación sexual o su placer.

 El desconocimiento de las posibles consecuencias para la salud es un elemento importante en el consumo de drogas para satisfacción sexual por lo que se considera importante resaltar que los efectos de las drogas en la sexualidad son altamente peligrosos, ya que pueden causar daños irreversibles y lamentables en el consumidor de drogas.

Efectos de las drogas sobre el cerebro y la actuación sexual

captura-de-pantalla-2016-10-21-a-las-7-00-27-p-m

Roxana Pérez Terán

Psicóloga Especialista en Adicciones

Facebook: /SI-Salud Integral

Twitter: @SiSaludIntegral

Teléfono: 56 01 71 28

Quieres conocer más de Si Salud? haz click en la imagen y visita su sitio

c4dfbb28-a9d2-480c-b2db-3e165b98b53c

Ya esta aquí el sexto número de la revista digital Generación X

¡Ya esta aquí! La mejor revista digital....
Read More

¡EL TIEMPO! ¡EL TIEMPO! ¡EL TIEMPO!

Read More

La receta de Hoy: Berenjenas empanizadas

Read More

Hay que llevar dieta balanceada: Nutriológo

Por  Antonieta Sea Loranca La mayoría de las personas creemos que una dieta balanceada incluye solamente los alimentos sólidos, pocas veces consideramos a las bebidas como parte de la alimentación diaria, esto puede convertirse en un peligro, ya que la mayoría de las...
Read More

Siete tips contra el estrés en el trabajo

Read More

Autor: Dirección Editorial

Compartir esta publicación en

Deja tu comentario