MITOS Y REALIDADES SOBRE LA ESTERILIZACIÓN DE LOS ANIMALES DE COMPAÑÍA

Por Carlos Esquivel.

INTRODUCCIÓN

A lo largo de la vida del ser humano, los animales de compañía han tenido un papel muy relevante, siempre han participado en el mejoramiento del bienestar del hombre.
Tradicionalmente, se conoce a estos animales como mascotas, principalmente cuando se trata de perros y gatos sin excluir a otras especies animales, sin embargo, tomando la definición del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, el término mascota significa:

“persona animal o cosa que trae buena suerte, es decir un talismán”.

Con base en lo anterior, nos damos cuenta que la palabra mascota, no es lo que realmente son estos animales, es preferible y más correcto, el referirse a ellos como animales de compañía, donde efectivamente, este es el rol que desempeñan al convivir estrechamente con los humanos. En la mayoría de los casos, escuchamos frecuentemente que las familias que poseen una animal de los llamados mascotas, lo consideran un miembro más de la misma, desafortunadamente, si hablamos en términos de la responsabilidad que esto implica, no siempre vemos que este miembro más del núcleo familiar, reciba los cuidados, afecto y manejo adecuados.

El siglo XX1 ha traído al mundo un avance importante en la economía, en la investigación, la tecnología y muchos rubros más, pero, donde ha quedado el desarrollo de la posesión responsable de un animal, el respeto a cualquier ser vivo, el conocimiento sobre esto? Me parece que este tópico ha sido olvidado en algunos sectores y nos hemos convertido en seres cada vez con menor sensibilidad ante el sufrimiento de los seres vivos y peor aún, debemos preguntarnos, si hemos sido o somos capaces de enseñar y transmitir el concepto de respeto y cuidado de la vida sin importar la especie de la que se trate a nuestros hijos o alumnos?

Frecuentemente escuchamos comentarios como los siguientes, me cuesta más el darle atención médica a un animal que someterlo a una eutanasia, es más barato comprar otro, es un animal, no vale la pena invertir en él, su hijo es alérgico y no se sabe la causa pero seguramente se debe a la presencia de  sus animales, deshágase de ellos es la recomendación de algunos Médicos, si está embarazada y tiene un gato, este no debe permanecer en casa lo que indica que en muchas de estas ocasiones, hay un desconocimiento sobre los problemas que pueden acarrear los animales al ser humano, si bien es cierto hay enfermedades transmisibles de los animales al hombre (zoonosis) también es cierto el hecho de que existen medidas que controlan perfectamente este riesgo, sin embargo, la pregunta obligada es:

Porqué si hay medidas de control sanitario y profesionales que las aplican para evitar las zoonosis, ESTAS NO SE LLEVAN A CABO? La respuesta es sencilla, incluso ya se comentó anteriormente, la causa es por desconocimiento y por la falta de responsabilidad al adquirir un animal de compañía.

RECUERDE: “NO ES OBLIGATORIO TENER UN ANIMAL EN CASA (MASCOTA)”

CON RESPECTO A LA ESTERILIZACIÓN:

Si usted no se dedica a la crianza formal y responsable del perro o gato, esterilícelos, ellos pueden vivir normalmente y sanos sin reproducirse. Existe el MITO de que estos animales deben tener crías al menos una vez para completar su ciclo de vida o de lo contrario padecerán enfermedades mortales, que se debe esterilizar a las hembras después de su primer ciclo, etc. ES FALSO, se puede esterilizar a los perros y gatos desde las ocho semanas de edad sin riesgo o problemas para su desarrollo posterior. Con esta medida usted ayudará a controlar el serio problema de sobrepoblación canina que tiene nuestro país.

Internacionalmente la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA) que es una de las organizaciones más importantes a nivel mundial la recomienda bajo la siguiente política que textualmente cito:

AVMA policy
 
Pediatric Spay/Neuter of Dogs and Cats
(Oversight: AWC; HOD 1994; revised 04/1999, 04/2004, 04/2009)
 
The AVMA supports the concept of pediatric spay/neuter in dogs and cats in an effort to reduce the number of unwanted animals of these species. Just as for other veterinary medical and surgical procedures, veterinarians should use their best medical judgment in deciding at what age spay/neuter should be performed on individual animals. 

 

Algunos mitos frecuentes son:

MITO: Mi mascota va a engordar y se volverá floja. 
REALIDAD: Después de la esterilización, efectivamente existe la tendencia al aumento de peso por la falta de movilización de grasa inducida por la deficiencia de hormonas esteroides, pero también es muy importante recordar que en muchos casos, las mascotas son obesas, porque sus dueños las alimentan inadecuadamente y no les proporcionan un programa de ejercicio suficiente.

MITO: Es mejor que la perrita tenga una primer camada para que cumpla su ciclo de vida para después esterilizarla.

REALIDAD: La evidencia Médica y la información científica disponible actualmente, indican lo contrario. De hecho, la evidencia muestra que las hembras esterilizadas antes de su primer celo son más sanas que las esterilizadas posteriormente. Actualmente muchos Médicos Veterinarios esterilizan perros y gatos a partir de las ocho semanas de edad.

 

MITO: Me encantaría que mis hijos experimenten el milagro del nacimiento de los perritos o gatitos

REALIDAD: Primero es importante recordar que por lo general la perra y la gata paren por la noche y en un lugar aislado o de poca visibilidad (madriguera) por lo que es poco probable que los niños logren ver el parto, Segundo, el fenómeno puede resultar en una tragedia para la formación psicológica de un niño, por ejemplo, la presentación de complicaciones al parto, muerte del producto o canibalismo producen un impacto muy negativo y finalmente, la enseñanza para el niño debe ser orientada para que aprendan que estos animales a veces nacen por decisión de los adultos y no necesariamente por acción de la naturaleza por lo que se les debe explicar que el verdadero milagro es la vida ya existente y la responsabilidad que implica el cuidarla y el prevenir el nacimiento de estos animales ayudará a evitar animalitos no deseados o abandonados.

MITO: Mi animalito es de raza pura y por lo tanto lo quiero reproducir porqué será un buen negocio.

REALIDAD: Como se mencionó anteriormente, los únicos ejemplares que deben ser reproducidos por criadores profesionales y además responsables, son aquellos cuya función zootécnica es la de ser un pie de cría, los demás deben ser esterilizados, por otro lado, en países como los Estados Unidos de América e incluso en México y algunos otros, se ha observado que por lo menos uno de cada cuatro animales que son llevados a un centro de control canino o refugios humanitarios, son de raza pura o la menos lo parecen.

MITO: Mi perro es para guardia o protección y si lo esterilizo perderá este temperamento.

REALIDAD: La esterilización no afecta ni cambia el instinto natural del perro para proteger su hogar y a su familia. El temperamento de un perro es más influenciado por la genética y el entorno en el que vive que por las hormonas sexuales.

MITO: No quiero que mi perro o gato macho pierdan su masculinidad.

REALIDAD: Las mascotas no tienen ni entienden el concepto de la identidad sexual o el ego. La esterilización no produce cambios en este sentido y sobre todo, los animales no presentan crisis de identidad sexual o cambios emocionales relacionados a la misma, estos conceptos son de los seres humanos.

 

MITO: Amo tanto a mi perro o gato que me gustaría que tuvieran cachorros para quedarme con uno.

REALIDAD: Un perro o un gato pueden ser excelentes mascotas y muy queridas por sus propietarios, pero eso no significa, que su descendencia será una copia fiel de ellos. Estudios científicos realizados en especies como el bovino en los que ganaderos profesionales han seguido y estudiado por generaciones la descendencia de ejemplares excelentes, se han dado cuenta que en muy pocas ocasiones logran tener un ejemplar parecido a los padres en los aspectos positivos e incluso pueden obtener animales con mayor cantidad de defectos.

 

MITO: La esterilización es un procedimiento caro

REALIDAD: Actualmente existen alternativas de bajo costo para llevar a cabo una esterilización, por otro lado, el costo de la esterilización depende del sexo, la talla y la edad de los animales de compañía, de los honorarios del Médico Veterinario y de una serie de otros factores. Independientemente del precio, en términos de costo beneficio, es más grande el beneficio si lo prorrateamos entre el tiempo de vida del animalito, ya que la esterilización quirúrgica se realiza solo una vez que generará muchos beneficios para la salud del ejemplar. Si analizamos los costos que se generan cuando se propicia la reproducción de estos animales, son más altos, por ejemplo, la supervisión médica antes, durante y después del proceso reproductivo, la atención médica en caso de la aparición de problemas clínicos asociados a la reproducción y el costo de alimentación y mantenimiento de la camada hasta que se les encuentra un nuevo hogar, que si esto no sucede, pues lógicamente el gasto será mayor.

 

CONCLUSIÓN:

El ser un propietario responsable de un animal de compañía, significa el tenerlo bajo su cuidado durante toda su vida, por lo que a continuación menciono algunas sugerencias:

• Si piensa tener un animalito en casa porque es adecuado, necesario etc. PRIMERO discútalo con su familia para analizar en conjunto si es factible o no y seleccione el tipo de animal que se ajusta a sus necesidades, no necesariamente tiene que ser de raza pura.

• No compre animales en lugares no autorizados y no promueva la tenencia de fauna silvestre como guacamayas, loros etc. estos NO SON ANIMALES DE COMPAÑÍA

• Visite al Médico Veterinario cuando menos una vez al año aunque su animal no presente signos de enfermedad.

• Vacune, esterilice y desparasite a su animalito contra las enfermedades propias de la especie, por ejemplo, contra la rabia, la hepatitis, el parvovirus, la panleucopenia, la leucemia y la leptospirosis y para el caso de parásitos, contra Toxocara y ancylostoma (gusanos redondos). Es bueno para el y seguro para su familia, principalmente para los niños.

• Si su animal se enferma, acuda de inmediato con el Médico Veterinario y nunca le administre algún medicamento por decisión propia, puede resultar muy peligroso y además es obvio que ellos no son seres humanos y por lo tanto, requieren de medicamentos específicos.

• Nunca deje solos a sus hijos y vigílelos cuando estén con su animalito para evitar algún accidente como una mordida, es frecuente que los niños pierdan la dimensión de lo que para ellos es un juego, para el animal puede ser una agresión, por ejemplo, molestarlo cuando duerme o come.

• Enséñele a los niños el significado de tener un animal de compañía y la responsabilidad que esto implica y sobre todo, evite el crear una cultura de posesión irresponsable, por ejemplo, “Hijo mío si te compro un perro, gato o cualquier otro animal y este se muere, no te preocupes te lo repongo”.

• Un animal de compañía, es un miembro más de la familia y por lo tanto debe ocupar un lugar como cualquier otro integrante de la misma, por ello, no se debe tener animales en azoteas o patios sin ninguna atención.

• Si saca a pasear a su animal, limpie los restos dejados por él cuando defeca en la vía pública. En el caso de tener un gato, limpie la caja o arenero destinado para ello al menos una vez por semana y si usted esta embarazada o le asigna este trabajo a una persona en esta condición, es recomendable el uso de guantes y lavarse las manos después de manejar estos desechos.

• Si tiene tortugas en casa, es importante el tener hábitos de higiene después de manejarlas, algo tan sencillo como el lavarse las manos, previene la transmisión de agentes infecciosos.

• Ponga en práctica un buen control de pulgas y garrapatas para su animal de compañía y si usa un insecticida cuando lo baña, asegúrese de no exponer a los niños, ya que puede ser tóxico. Si utiliza un servicio de fumigación para su domicilio, recuerde que los pesticidas se concentran en el piso y en el césped, que son lugares en los que los niños y los animales pasan bastante tiempo, por lo tanto, procure que estos lugares estén libres de estos productos.

• Fomente entre los suyos, los hábitos de higiene como lavarse las manos después de manejar o estar con el animal, antes de comer y después de ir al baño, evitar el contacto del animalito con utensilios de cocina o platos y si esto sucede pues lavarlos correctamente, así mismo si le lame la cara o manos.

 

No es correcto alarmarse o satanizar a un animal por el hecho de que puede transmitir alguna enfermedad, si se aplican las medidas de control necesarias, esto ayudará a mejorar la convivencia con su animal y su familia seguirá por el buen camino de la salud.

Pastel de Brócoli

Read More

Exceso de trabajo afecta al corazón

Read More

10 datos musicales que tal vez no sabías de Elvis Presley

Read More

Tips para combatir el insomnio

Read More

LA AUTOMEDICACIÓN PUEDE PROVOCAR GLAUCOMA

Read More

Autor: Dirección Editorial

Compartir esta publicación en

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: