Los obstáculos en el aprendizaje

Por: Fanny Franco Dávila

Un obstáculo, es un impedimento temporal para realizar un objetivo o alcanzar una meta. En muchas ocasiones el obstáculo nos paraliza, hace que nos frustremos y que no deseemos continuar con nuestro proyecto/meta.

Esto último depende de nuestra personalidad, experiencias de vida, tolerancia a la frustración y creatividad, lo que, en psicología, se conoce como habilidades sociales.

Podemos tener obstáculos internos y externos. Los primeros, tienen que ver con cosas o situaciones que están fuera de nosotros, ya sea porque no los generamos o porque no  los controlamos. Los obstáculos internos, tienen que ver con nuestra personalidad, autoestima, miedos, creencias, etc.

Muchas veces dejamos que los obstáculos nos desanimen porque es algo que no sabemos cómo manejar, ni resolver; además, los obstáculos implican un mayor esfuerzo cuando nos desequilibran para poder adaptarnos a la nueva situación. Si hemos evitado los obstáculos y no nos hemos expuesto a ellos, puede que nos cueste mucho más trabajo adaptarnos y planear nuevas y mejores formas de llegar a nuestra meta/sueño, etc.

Aprender a manejar los obstáculos y la manera de enfrentarlos radica en la experiencia a través del ensayo y error o nuestra educación desde la infancia, en donde papás, mamás, maestros o personas significativas nos han modelado las actitudes con las que los afrontaban, si lo piensas, seguro tienes diferentes opciones para resolver los tuyos.

Hoy quiero invitarte a ver los obstáculos como una oportunidad de éxito, porque son ellos los que pueden ayudarte a aprender y tener nuevas experiencias que harán de ti una mejor persona día a día. Los obstáculos nos ayudan a fortalecer y a generar las habilidades que nos están haciendo falta o no hemos trabajado muy bien.

Consejos para afrontar los obstáculos:

1.     Estar consiente que todo está en movimiento, nada es estático.

2.     Un obstáculo es una oportunidad para cambiar o modificar lo que estamos haciendo, para que salgan mejor las cosas.

3.     Confía que los obstáculos te invitan a moverte para obtener beneficios.

4.     Replantea tus metas en pequeños objetivos, así podrás alcanzarlos poco a poco.

5.     Modifica tu plan de acuerdo a los obstáculos que se presentan, sin perder de vista la meta.

6.     Sé realista, no pongas metas muy grandes o largas, piensa también si ésta, no es inalcanzable, ya que puedes estar generando obstáculos innecesarios que te pueden llevar a una gran frustración.

7.     Mide y reconocer los logros que vas obteniendo de cada objetivo corto.

8.     Sé flexible, para poder cambiar la manera de hacer las cosas así tendrás actitud para poder poner en práctica cosas nuevas.

9.     Sé creativo para poder ver muchas formas de alcanzar cada objetivo corto.

10.  Entre más opciones de resolver existan, menos frustraciones habrá.

Fanny Franco Dávila

Psicóloga Especialista en Niños y Adolescentes

Tel. 56 01 71 28

Facebook:/SI-Salud Integral

Twitter: @SiSaludintegral

¿Quieres conocer más de Si Salud? Haz clic en la imagen para acceder a su sitio

c4dfbb28-a9d2-480c-b2db-3e165b98b53c

Autor: Dirección Editorial

Compartir esta publicación en

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: