Una verdadera crisis en el Polo Norte ¿Lo Sabías?

Por  Biol. Guadalupe Eleno

Seguramente has escuchado, visto, leído o incluso te han preguntado qué opinas acerca de los polos y la problemática por la que están pasando. Es probable que aún estés incrédulo respecto al tema, sin embargo, es importante que todos sepamos el problema que se sostiene en esta zona y los beneficios que tiene su conservación.

Ya sabes que técnicamente hablando, los polos son los dos puntos de la Tierra que son atravesados por el eje terrestre, uno ubicado al norte que conocemos como “Polo Norte, Boreal o Ártico y el otro al sur también llamado “Polo Sur, Meridional o Antártico. El Polo Norte es una gigantesca masa de hielo atrapada entre el norte de América, la isla danesa de Groenlandia, la península escandinava y el norte de Asia. Ha permanecido congelado por miles de años, aunque se ha visto afectado en los últimos años gravemente por las actividades humanas que sólo han acelerando el calentamiento global a un ritmo estratosférico.

Pero ¿por qué es importante salvaguardar estos sitios que parecieran estar tan alejados de nosotros y de la problemática que sufren ya los ecosistemas en nuestro país?. Primero déjame decirte que son los grandes reguladores de la temperatura del planeta por dos grandes razones: 1) las grandes masas de hielo que se encuentran en los polos ayudan a reflejar los rayos del sol y 2) sus corrientes de agua fría regulan la temperatura y mantienen el nivel de salinidad y densidad en gran parte de los océanos. Y si aún te pareciera poco, los polos son el hogar mucha de la flora y  fauna que no se encuentra en ningún otro lugar del planeta, ejemplo de ello son los tan ya conocidos “osos polares”, una de tantas especies que hoy sufre los efectos del cambio climático. Los osos polares han disminuido drásticamente su población, y actualmente el adelgazamiento de las capa de hielo y derretimiento de las mismas provoca la muerte de los osos al quedar aislados, al no encontrar comida o al tener que nadar grandes distancias hasta encontrar hielo firme o en su defecto morir ahogados en el intento por conseguirlo.

Pero dejemos por un momento el cambio climático, el cual ha sido provocado por todos nosotros y veamos en este momento cual es la principal amenaza que esta apunto de devastar este sitio. La “ambición”, así es, la ambición de muchas de las naciones más importantes de la economía mundial y esto ocurre porque el ingrediente más atractivo para los países del norte del mundo es la posibilidad de explotar los recursos naturales de esta zona, principalmente los recursos energéticos debido a que el Polo Norte es una zona virgen rica en gas, petróleo y minerales, lo que en el mundo de hoy es fundamental para una “exitosa economía”. Sí, y lo pongo entre comillas pues considero que existen otras formas de mantener la economía a flote, sino cómo explicamos que a lo largo de la historia, en muchas partes del mundo, existen grupos de origen que han sabido interactuar con la naturaleza obteniendo de ella lo que mecesita sin saquearla.

Me parece injusto como es que unas cuantas  naciones peleen por este tipode zonas o bueno por  cualquier  zona  que  ayude  a  mantener  el  equilibrio de la Tierra. Buscar explotarla para  beneficio de unos  cuentos y claro  para unos cuantos  años  que  durarán  sus fortunas jamás serán  comparables con  los enormes  beneficios  ecológicamente hablando que nos proveen.

Seguramente estarás pensando cómo puedes ayudar, pues bien, te digo que no es necesario un  aporte  económico y sí un  cambio de  conciencia en ti y a  todo  aquel a  quien lo  puedas compartir. Afortunadamente existen diversas organizaciones pequeñas o grandes que ayudan a esta causa, por eso te dejo el siguiente link en donde te invito a que te sumes a la causa de una  de las más grandes  corporaciones sin  fines de lucro  que  protege a la  naturaleza, esta organización  intenta parar  a una de las petroleras más poderosas que busca explotar la zona del Ártico, solo necesitan una firma tuya.

 http://www.greenpeace.org/mexico/es/

Me despido de ti recordándote que el mejor regalo que le puedes ofrecer a la naturaleza es un cambio de conciencia.

Autor: Dirección Editorial

Compartir esta publicación en

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: