La cantidad antes de la calidad: ¿Momento de crisis en el mundo de la Música?

Por: Sergio Miranda

Mucho ha ayudado la tecnología a la creación, y difusión de propuestas musicales que llegan cada día a nuestros oídos, no es mentira que cada vez resulta más accesible el grabar un “demo” en un estudio de grabación, aunque dependerá de la chequera, la calidad de la grabación, influyen los equipos disponibles en el estudio de la elección, pero un estudio de grabación no solo es el equipo, también lo es el ingeniero u operador de los equipos, pero sobre todo el productor, el director musical, porque quizá hemos comprado la tecnología en el estudio pero hemos dejado de lado lo más importante a mi punto de vista, que es el control de calidad, el cual sólo puede ser otorgada por gente que es músico con experiencia en la grabación y producción de muchos discos, es tan importante para mí, como la grabación y ejecución musical en sí.

Un músico puede tener idea de como le gustaría que suene su disco, pero si no tiene experiencia grabando, ¿cómo encontrará ese camino que lo lleve a tener un disco de calidad?. Lo cual me lleva a pensar que debería haber un número igual de  productores musicales como estudios de grabación, pero esto no es así.

Por esta razón es quizá que a veces se graban muchos “demos” pero no pasa nada con ellos, al igual que la excesiva competencia y que hay mercados que no permiten la entrada de nuevas propuestas si no dejan plata inmediata.

Otro problema importante al menos para el que les escribe, es el hecho de que en las producciones actuales y que mas suenan en la radio comercial, se cuida la forma en que se graba pero el producto en si, no viene filtrado con un sentido musical orientado a la buena ejecución musical, interpretación y a las formas mas armónicas que poco a poco desaparecen por la intención de sacar al mercado productos musicales orientados a causar polémica, que sean pegajosas, no importando el contenido poético de las letras, siendo cada vez con menos calidad de interpretación y ejecución musical.

El problema es que el público poco a poco pierde este contacto con la posibilidad de tener en sus manos un disco que realmente suene bien y que tenga contenido de calidad, ¿y porqué se da esto? algunas posibles razones son:

– Publicidad orientada a escándalos ajenos a la producción musical

– La famosa “payola” que hace que malos productos musicales se antepongan a buenos proyectos musicales, por el hecho de que pagan tiempo en las estaciones de radio y canales de videoclips 

– Falta de interés de los productores musicales en proporcionar al mercado productos de calidad, les da lo mismo hacer uno bueno que uno malo “mientras venda”

– La pobre educación musical que tenemos desde pequeños

– El acceso a estudios profesionales de grabación y ya casi cualquiera puede grabar su demo y distribuirlo

¿ Y porqué hacer una columna orientada al mundo de la música y su calidad?

 Porque la música nos acompaña en los momentos más importantes de nuestras vidas y en la vida diaria, la encuentras en el canto de un pájaro, en el radio, en la tv, en el elevador, en los comerciales, en internet, en la calle, en el metro, en la fonda o restaurante donde comes, en el cine, y la lista podría seguir y seguir.

Lo importante es que esta bella arte, simplemente a mi parecer es la más importante de todas, porque es parte de otras bellas artes, pero sobre todo porque es del gusto de todo ser humano, a diferencia de otras expresiones artísticas, A todo ser humano le gusta la música, obvio puede gustarle distintos géneros a cada persona, pero a final de cuentas a todos nos gusta ¿o me equivoco?

¿Conoces a alguien que no le guste ningún tipo de música o una canción?

Es por ello que como consumidores debemos demandar mejor calidad en la música y no solo ser consumidores de lo primero que nos pongan al oído, o que venga acompañado de ritmo, baile pegajoso y aunque la letra sea ofensiva, o que incite a la violencia o a romper los valores más humanos o denigre a un semejante, no todas las modas son buenas y no toda la música por ser famosa es de buena calidad, arranquemos los tapones de los oídos y escuchemos más allá de lo que nos llega, y seamos más receptivos a otras propuestas.

Por último te dejo la siguiente reflexión

 No existe mejor compañera que la música, si tu quieres, esta contigo, en tus distintos estados de ánimo y siempre estará para tí cuando la necesites, siempre te dará un estado de confort y de liberación de sentimientos, por ello cuídala y llévala contigo siempre, porque tarde o temprano necesitarás de ella, no podrás pasar mucho tiempo sin que una nota musical pase por tu cabeza.

Autor: Dirección Editorial

Compartir esta publicación en

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: